sábado, 20 de diciembre de 2014

GOTA




"Esa gota sudorosa

que resbala por mi piel...
ya no es gota,
es deseo, suspiro...


un relámpago invisible 

que recorre mi interior..."

Petra Frida (mayo'14)

LATIENDO AL UNÍSONO (relato erótico)

(Este pequeño relato nació a raíz del reto que me planteó un amigo... lo acepté y este fue el resultado. Espero sea de vuestro agrado...)



No sé como hemos llegado a esta situación… de pie delante de tu cama, en ropa interior.

Tus labios rozando los míos provocan un escalofrío que recorre mi cuerpo, que se une al tuyo… cálido.
Nuestras manos recorren cada rincón, despacio y las últimas prendas desaparecen.
Siento por primera vez el roce de tu pene que late con vida propia mientras aprieto tus nalgas y no queda ni un milímetro sin contacto.

Tus ojos me miran de forma diferente, brillan y me hablan con deseo.
Acaricias mis pechos que se van poniendo duros… tus labios y tu lengua los recorren con ansia. Muerdes mis pezones, mi excitación aumenta y mi boca se muere por la tuya.
Recorro tu pecho, chupando, lamiendo y besando tu piel.


Tus manos en mis hombros me piden que siga bajando… llego a tu cintura y me siento en el borde de la cama.
Tu pene queda  a la altura de mi cara y mientras juegas con mi pelo, mis manos lo acarician… siento de nuevo su latido, ahora más fuerte.
Te miro… esa media sonrisa lo dice todo.
Mis labios y mi lengua lo recorren y humedecen… Tu respiración se acelera y me pides más.
Lo mordisqueo, entra en mi boca lentamente para volver a salir. Lo repito varias veces y tu cadera sigue mi ritmo y lo aumenta.
Tu pene empieza a tomar su forma erecta.
La temperatura aumenta, noto el sudor bajando por mi pecho.
Tus manos acarician mi espalda y yo me paro en tus testículos para darte más placer.
No dejo de acariciar tu pene…
Necesito hacerme una contigo, tenerte dentro de mi.
Vuelvo a tu cintura, dejo que tu pene acaricie mis pechos y me levanto de la cama.
Quiero fundirme contigo………


Mi espalda toca la pared mientras tu cuerpo me empuja y aprieta… los sentidos se desatan…
Tu mano entre mis piernas, tus dedos en mi vagina…húmeda…
De repente siento tu pene entrando en mi, mi respiración se corta y me abandono a ti.
El ritmo se acelera y, sin separarnos, acabamos en la cama, entre las sábanas……. sudando… ahogando gritos de placer, palabras entrecortadas…

Te detienes un momento, me miras y, mientras susurras un te quiero, te corres dentro de mi y yo siento que el tiempo se para………….

Abro los ojos, noto tu cuerpo junto al mío, tus brazos me rodean… cálido y latiendo…
me siento viva!!!




(Petra Frida-Nov'13)

MÍRAME...


Mírame…

¿Me ves?

Invisible a tus sentidos,
mi cuerpo arde, se revuelve…
no soy de piedra, ni de hierro…

Me siento intocable, ausente…
añorando manos y labios
que nunca sentí.

Mírame…
¿Me ves?

Tu aliento me hace insomne,
noche en blanco, luna inquieta…
¿Cuántos latidos nos separan?

Estoy ante ti y no me ves,
no sientes mi deseo, mi locura…
seguirá mi tierra yerma, tierra seca…

Moriré… mientras respiras…


(Petra Frida)